Una historia de dos Rubenes
RSS

14/3/2003 - 14:11
Enviada por glorioso.net





La Madre de Todos los Partidos se llama Rubén. Dos jugadores con ese nombre pueden ser protagonistas de un choque que parece el inicio o el fin del mundo, según el estado de ánimo con el que se analice la forma en que se está planteando este Alavés-Barça por parte de directivos, técnico y jugadores albiazules. Los problemas físicos que arrastra Rubén Navarro le van a dejar fuera del equipo titular, y hasta este sábado no se sabrá, tras el último entreno, si la tendinitis que padece tras recibir un golpe en el entrenamiento del jueves le permitirá o no estar en el banquillo.

Algo similar sucederá con Dutruel. El galo, preseleccionado de nuevo para jugar dentro de un par de semanas con la selección francesa, padece un esguince en su tobillo izquierdo, y también será duda hasta el entrenamiento sabatino. Quien vela armas, por si acaso, es Rubén Pérez, el portero aragonés del Alavés B, que ocuparía el banquillo caso de que Dutruel no estuviese en condiciones de hacerlo.


Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal