Kiko un jugador llegado de la trastienda.
RSS

07/5/2003 - 01:52
Enviada por Nuria Zaldibar





Kiko da la talla. Al igual que Javi Moreno, Kiko ha tenido una trayectoria tortuosa. Dejó el futbol una temporada entera para volver a él con más ganas que nunca. La primera división para este jugador lejos de resultar una odisea es la suya.

A pesar de su aspecto que puede llevar a los que no le conocen a tacharlo de corpulento es un futbolista con clase y calidad que recuerda a Zidane en el correr elegante y a la hora de dar el pase y también a Javi Moreno en lo artista. Kiko es capaz de lo mejor y de lo peor. Es un frívolo, capaz de echar una siesta en el área, hacer dos regates y cuando todo el mundo le pide el disparo hacer otro regate. Es su aspecto negativo de cara a la grada, pero ahí radica su encanto.
Kiko prefiere el puesto de media punta porque le permite gozar más tiempo del balón y participar más en el juego del equipo. A pesar de esos “tics” de genio trabaja siempre por el equipo. Como goleador donde luce más es de punta. Te resuelve un partido gracias a ese matrimonio que Kiko mantiene con el gol.
Una rareza porque a pesar de haber nacido para el gol los que le conocemos sabemos que no es nada egoísta y que disfruta más dando el gol que haciéndolo.
Es un futbolista que tiene más registros y va estupendamente de cabeza.

Su punto débil es que como todo artista le gusta que le reconozcan su arte. Si hace un regate y no le sale y la grada le abronca le puedes hundir. Algo parecido a lo que le ocurría a Javi Moreno.
Con confianza no hay quien le pare y enrachado lo mismo le da uno que veintidós, que hasta hoy son los goles que lleva en el filial albiazul esta temporada, aunque algún medio le haya restado alguno.
Kiko hace fácil lo imposible y es de esos futbolistas que acaban en un equipo pequeño simplemente por circunstancias de la vida, pero su fútbol es de clase y merece una trayectoria más justa.



Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal