Previa: At. Madrid- D.Alavés
RSS

07/5/2003 - 03:06
Enviada por Mikel Sagarduy





Tras un largo periodo en el que mis obligaciones laborales me han impedido informaros (o desinformaros) de los rivales de turno vuelvo y además con bríos y optimismo. Tras ver que desde la segunda vuelta del campeonato pasado este equipo se moría y que los dirigentes actuaban por detrás de los acontecimientos demostrando una hemiplejía ejecutiva sin igual, me llevó a escribir crónicas tan descarnadas como reales.
Mané ha sido el mejor entrenador de la historia del Deportivo Alavés y así hay que reconocérselo, pero no tuvo visión de futuro y él mismo fue el que poco a poco fue acabando con el núcleo de futbolistas que controlaban el vestuario, que al mismo tiempo eran los que más trabajaban y los que daban más señas de identidad al equipo. Gente como Berruet, Gañán, Kike o Jorge Azkoitia, a pesar de no jugar habitualmente mantenían el nivel extraordinariamente competitivo de los entrenamientos, si no jugaban animaban al que lo hacía, junto a Pablo, Karmona, Téllez, Javi Moreno y Contra formaban un vestuario en el que decir algo serio se hacía ciertamente difícil.
A resultas de todo ello el hecho es que se han quedado solos Karmona, Tellez y Pablo y paradójicamente estos dos últimos sancionados con multas que rondaban los seis mil euros por imprimir carácter al equipo en circunstancias en que éste se veía desbordado. Así censurado el carácter y en minoría el equipo quedó en manos de los Geli, Magno, Llorrens, Jordi y Cia. y ahí está el resultado: aparecen fascitis plantares y decimitas de fiebre cuando uno “huele a banquillo”. Todo eso junto a la desproporcionalidad en los sueldos y unos entrenamientos para infantiles, han llevado al equipo a esta situación de absoluta balcanización del vestuario.

Pero se ha reaccionado y, aunque tarde, todavía se está a tiempo. Por eso soy optimista y más por el rival que tenemos en frente el sábado. Aranguren que no es santo de mi devoción como técnico, es perfectamente válido para estos siete encuentros. En realidad, casi cualquiera lo sería porque los males son tan evidentes que sólo hay que ponerse a atajarlos. Ya lo hizo contra el Celta y se cargó a tres de las rémoras del equipo como Geli, Jordi y Desio. Lástima que no lo hiciera con Magno. Lo tuvo que sufrir Karmona, sin recibir un solo relevo hasta que extenuado y en un gesto que le honra pidió el cambio para evitar perjudicar al equipo en una jugada desgraciada.
Otro acierto de Txutxi es la subida de Kiko. Este hombre no sube sólo para entrenar. Sinceramente pienso que ya no va a volver al filial y que va a disfrutar de minutos en el Calderón.
No tiene ningún sentido llevarlo a entrenar alejándolo de sus compañeros de todo el año para dejarlo en Vitoria-Gasteiz sin poder jugar con el 2ªB. Lo lógico es que forme parte de la convocatoria y que disfrute de unos minutos, que por otra parte tengo la fe ciega en que los iba a aprovechar. Hay que tener en cuenta que no es un niño. Tiene 25 años, es un ganador y tiene una buena cabeza. El sabe que no tiene ninguna responsabilidad en la actual situación del equipo y todo lo que haga será bueno para él y para sus compañeros. Además es trabajador.
En cuanto al Atlético soy muy optimista. Es el mejor rival que podríamos tener enfrente porque están muertos, no cobran y han sido humillados públicamente por Gil. Lo único que me preocupa es la posible reaparición de F. Torres y que el Glorioso no cometa errores. Salvo Torres ningún jugador del Atlético es capaz de generar, ahora mismo con fútbol, ocasiones de peligro. Sólo Coloccini, de cabeza, inquieta, pero es que ninguno de sus centros desde la banda rebasa el primer parlo.
Están más agarrotados que nosotros el día del Málaga. No tienen verticalidad ni velocidad y han vivido hasta ahora de la metiera de tener la pelota en horizontal y de los goles de Torres.
Para más inri no cuentan ni con Luis García ni con José Mari. El primero ha sido el futbolista más importante este año y además su relevo natural Stankovic, tampoco puede jugar. Tendrán que hacer una línea de mediapuntas improvisada con Contra, Jorge y Correa o algo parecido. La clave está en la presión. El camino lo enseñó Osasuna que con dos líneas de cuatro basculando y con ayudas se bastó para “cazar” una arriba que le diera la victoria.
Será fundamental ahogar al doble pivote, sobre todo a Movilla, porque al no tener bandas es la mejor manera de partir definitivamente al equipo, aislando a los de arriba, a parte de que no tienen nada de fútbol.
Las caídas de Torres a la izquierda hay que anularlas, desde ahí él solo se ha llegado a fabricar goles inverosímiles. Pro lo demás en defensa son una banda. Hacen presión adelantada al balón, como si fueran un grande, pero tienen más agujeros que un queso de Gruyére. En las bandas con Otero, Sergi o Carreras son lentos y desbordables y en el centro de la defensa Hibic se las come todas. Coloccini es el único que tiene nivel para jugar en un equipo así y lo está demostrando, aunque a veces es difícil cubrir los errores de una multitud.

Tenemos que estar ordenados y, sobre todo, no cometer errores. El Atlético no es el Valencia que te entra por la derecha, izquierda y centro. Con estar ordenados y trabajar el partido vale. Luego Ilie, Kiko o Rubén enganchan alguna arriba. Soy optimista y tengo una fe ciega en Kiko de cara al gol. El Calderón puede volver a cantar de nuevo Kiko gol, Kiko gol.



Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal