Alavés, fue bonito mientras duró...
RSS

03/6/2003 - 04:47
Enviada por Borja del Pozo Castillo





Dos jornadas para el final de Liga y mientras todo está al rojo vivo en la lucha por el título, por la zona baja está ya decicido. El Real Madrid empató en casa ante un Celta reservón que sacó un punto para seguir optando a la Champions (1-1), un traspiés blanco que no fue aprovechado del todo por los donostiarras, quienes no pasaron del empate ante el Valencia. Aún así, los vascos están mejor posicionados ya que son líderes con un punto más y el golaverage a favor, a pesar de haber dejado escapar una inmejorable oportunidad (1-1). El Deportivo de la Coruña derrotó al Atlético de Madrid con un hombre menos desde el comienzo del choque. Los rojiblancos no supieron mantener la renta de adelantarse en el marcador dos veces y Valerón “apuntilló” la victoria ante su ex equipo. Makaay, con 28 dianas y dos partidos por delante, ha conseguido alzarse con la bota de oro 2002/2003 (3-2).

Athlétic de Bilbao, Sevilla y Barça mantienen una emocionante puja por entrar en la UEFA para la próxima campaña. Los bilbaínos, quienes tienen una ventaja de dos puntos sobre sus inmediatos perseguidores, empataron en El Madrigal ante el Villareal y son los máximos candidatos a ser europeos (1-1). Los hispalenses derrotaron por la mínima al Recreativo de Huelva con un gol de Marcos Vales, tanto que manda a los onubenses a Segunda División directamente (1-0). El Barça también permanece al acecho tras vencer al Málaga en el Camp Nou (2-1) en plena fase preelectoral. Saviola y Mendieta firmaron los goles azulgranas.

Otro equipo que certificó su descenso a la división de plata es el Rayo Vallecano. Los franjirrojos sumaron un punto en Son Moix (1-1), insuficiente por la victoria de Osasuna en el Nuevo Zorrilla ante el Valladolid. Los navarros, con estos tres puntos, firmaron su permanencia en Primera para la próxima temporada (0-2). Por su parte, el Rácing de Santander endosó una “manita” al Espanyol de Clemente, un resultado intrascendental para los futuros compromisos de cántabros y “pericos” (5-2). El técnico de Barakaldo logró salvar a los catalanes de la quema.

El Alavés es el otro conjunto que consumó su descenso a Segunda después de un mal año. Un gol de Fernando acabó, bajo el diluvio de Mendizorroza, con todas las ilusiones del Glorioso y de sus aficionados (0-1). Ahora, a cumplir los dos partidos que restan con la mayor dignidad posible y luego lo que queda por delante es mucho trabajo para intentar regresar a la Liga de las Estrellas. El Glorioso afronta su momento más difícil de los últimos años desde que ascendiera en la 1997/1998 y llegara a ser finalista de la Copa de la UEFA en 2001, además de alcanzar el liderato en la categoría. Por difícil que resulte, es en estos momentos cuando el club más necesita a la afición, unos hinchas que animaron a algunos de los jugadores totalmente abatidos tras el desenlace del pasado domingo. Espíritu albiazul que se reflejó en hombres como Astudillo y Karmona. El capitán demostró lo que es sentir los colores. En fin, que fue bonito mientras duró y que habrá que seguir luchando para que se repita.






Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal