Se consumó el desastre
RSS

01/7/2003 - 09:24
Enviada por José Luis del Campo





La temporada ha concluido para el Glorioso con el triste final del descenso a Segunda División en una descomposición progresiva del equipo, que se veía venir de largo y que no ha sido cortada a tiempo por los máximos responsables del equipo.
A la finalización de la pasada campaña, Gonzalo Antón ya era consciente de que el equipo se había desmadrado y el vestuario no era el mismo de años pasados, como él mismo reconoció en la rueda de prensa de balance de la temporada. Sólo que todo quedaba más bonito porque se había conseguido el billete para la UEFA.
Ese hubiera sido el momento ideal para hacer la limpieza de vestuario que se ha visto obligado a hacer consumado ya el descenso y no traer a viejas glorias, que han cumplido un ciclo en los equipos grandes, y les dejan salir con la carta de libertad en la mano cuando ya son cadáveres futbolísticos.

Este pequeño apunte de los fichajes, sirve para traer a colación a uno de los personajes que parece haberse librado del aluvión de críticas y que ha seguido haciendo su trabajo a la sombra y ajeno a todo el chaparrón. Juan Carlos Rodríguez ha errado de manera mayúscula en sus previsiones y nada de su trabajo de ojeador ha servido para el equipo. El también tiene parte de culpa del desastre y muy pocos son los que se han acordado de él.

Sobre el equipo, no hay mucho más que decir que lo que dijo Pablo en el segundo partido de liga tras perder en “Mendi” ante el Racing de Santander. “O espabilamos o nos vamos a Segunda”. Ese fue el S.O.S. en la jornada 2 y desde entonces todo ha sido palabrería de creer saber cuales eran los fallos pero nadie puso nunca un gramo de esfuerzo para taponar un equipo que se desangraba por momentos.

La próxima temporada se pagarán las consecuencias de esa forma de actuar con una travesía por la Segunda División que, ojalá sea lo más breve posible porque como en dos años no se consiga volver a asomar la cabeza puede enredar al equipo en la categoría por muchos años y terminar con la desesperanza de una afición que se va a ver de verdad en que cantidad está involucrada con el equipo cada domingo el año próximo.



Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal