La máquina más cara, parada
RSS

31/8/2003 - 05:06
Enviada por glorioso.net





Si el presidente albiazul ha mostrado repetidamente su preocupación por la negativa repercusión en la economía del club de las altas nóminas de algunos miembros de la plantilla alavesista, heredadas de los tiempos de Primera División, hoy Antón se estará tirando de los pelos por lo que sucede con Quique de Lucas y su transfer. El "crack mediático" del equipo, el fichaje que se volvió contra las arcas del club pero que ha dado muestras de una gran calidad, muy superior al nivel de la categoría, se puede quedar sin jugar debido a que el Chelsea, club en el que ha militado como cedido por el Alavés la pasada campaña, no ha emitido el certificado de transferencia del jugador, por lo que a efectos federativos, De Lucas no puede ser inscrito aún en la liga española.

El jugador, en declaraciones a Radio Nacional, achacó ayer esta aberración burocrática a la falta de previsión del Alavés. Sea como fuese, si al final no llega el pase y el jugador no puede debutar en el Heliodoro, el Glorioso tendrá uno de los jugadores más caros y talentosos de la categoría en su plantilla viendo el partido desde la grada. Todo un lujo que no parece que se pueda permitir una entidad a la que no le sobran los euros, o eso dice.


Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal