El club culpa a De Lucas y el jugador puntualiza
RSS

05/9/2003 - 14:25
Enviada por glorioso.net





El papelón que está realizando el Deportivo Alavés con el asunto del pase que no llega de Quique De Lucas vivió esta tarde un nuevo episodio. El club repartió una nota informativa en la que acusa al jugador de deshonesto por haber firmado dos contratos, uno con el Chelsea y otro con el Deportivo Alavés. Según el club, se produjo la petición del transfer el pasado 22 de julio.

Preguntado por esta comunicación, el jugador no se dio por aludido. Según De Lucas, él avisó el pasado 1 de julio al Deportivo Alavés de que no había llegado a un acuerdo con el Chelsea para el finiquito de su contrato con el club londinense, por lo que el club debería de solicitar un transfer provisional, ya que el definitivo no llegaría hasta que se llegase a un acuerdo entre el club londinense y el jugador. Para ilustrar más la situación, De Lucas señaló que durante la pasada campaña el Chelsea intentó conseguir del Alavés el pase del jugador, ofreciendo dinero o jugadores, algo que el club albiazul no aceptó.

El "caso De Lucas" sigue viviendo, pues, episodios turbulentos fuera del terreno de juego. Ya en su origen, el fichaje del jugador vino rodeado por la polémica, ya que el Espanyol acusó al Deportivo Alavés de intentar eludir el pago de los derechos de formación del jugador mediante una cesión al Chelsea. El club londinense dio de baja al jugador a finales de la pasada campaña, y el jugador llegó a Gasteiz con el contrato de su vida y dispuesto a que se cumpliese.

Desde ese momento, mientras el jugador se iba ganando la confianza del técnico y el resto de compañeros en la pretemporada, sus declaraciones han causado un malestar creciente en el club, poco acostumbrado a escuchar críticas desde dentro. Durante la semana anterior a inicio de la temprada tomó forma el temor, luego confirmado, de que el jugador, fundamental en los planes deportivos de un equipo que necesita marcar la diferencia en una categoría difícil, no iba a poder ser alineado, al carecer el Deportivo Alavés del certificado de transferencia internacional, que no había sido emitido por el Chelsea, debido al citado conflicto entre club y jugador. Ante la perspectiva de una segunda semana sin poder contar con De Lucas, el Deportivo Alavés ha decidido dar su versión, en un momento en que empiezan a sugir preguntas y la palabra "chapuza" suena con cada vez más fuerza en los corrillos alavesistas.

El caso es que, sea quien sea el responsable del desaguisado, el club lleva camino de ver cómo su mayor inversión se pierde ya un cinco por ciento del tiempo de los partidos ligueros por temas burocráticos, algo que, traducido al coste que supone De Lucas para el club, supera ya el gasto de la nóminas anuales de varios de los empleados de los que la entidad albiazul ha tenido que deshacerse, según se dijo, a causa del descenso. Curiosa gestión.


Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal