Glorioso 1 - Málaga B 0: Entre Kiko y Gaspercic salvan los muebles
RSS

21/9/2003 - 13:49
Enviada por fidel





Los duelos, con pan, son menos. El Alavés mostró una cara preocupante en su segundo partido en casa, de equipo aún sin hacer, con problemas para crear peligro, sin mejorar, más bien al contrario, la imagen pobre ofrecida hace dos semanas ante el Sporting. Sin embargo, las buenas actuaciones de Gaspercic en las pocas ocasiones en que el Málaga B tradujo en llegada la calidad de su plantilla, y el acierto de Kiko a rematar un buen servicio de Begoña desde la izquierda a falta de un cuarto de hora para el final terminaron por dejar tres valiosos puntos en Mendizorroza, el pan en una jornada de duelo futbolístico, la moral para seguir una semana más buscando la personalidad que se supone está en alguna parte pero que no se acierta a localizar.

A este Alavés se le puede acusar de muchas cosas, pero no de versatilidad táctica. Este domingo tocó modificar la defensa, con tres centrales, entre ellos el debutante Ochoa, y con una especie de tridente ofensivo en el que Kiko secundaba a Rubén Navarro e Iván Alonso. En bandas, Edu Alonso y Begoña ocupaban, al menos sobre el papel, las posiciones de interior, con espaldas cubiertas y un mundo por delante.

Este esquema fracasó rotundamente durante los primeros cuarenta y cinco minutos. Un Glorioso lento no consiguió crear sensación de peligro ante la meta de Lara. Los interiores, especialmente Begoña, deambulaban como almas en pena, Pablo anulado, Astudillo perdido, Kiko nervioso, Rubén e Iván en tierra de nadie. Ante este panorama, los silbidos al equipo no se hicieron esperar. Por suerte para los albiazules, el equipo mejoró en concentración defensiva, y el escaso peligro malacitano, surgido de la inspiración de Robi, fue resuelto sin mayores apuros por la zaga alavesista.

Tras el descanso, comenzaron las mutaciones. Turiel entró por Iván, lo que supuso que Kiko se adelantó y que el juego pasase a pivotar más sobre el recién incorporada que sobre los poco afortunados Pablo y Astudillo. Un centro chut de Turiel no pudo ser cabeceado a gol por Rubén en el minuto 61, en uno de los escasos chispazos de juego ofensivo del choque. La mutación albiazul continuó con la entrada de Sietes por Pablo, lo que supuso la implantación de un cuatro-cuatro-dos con Trotta de lateral derecho y el debutante Sietes de lateral izquierdo. A esas alturas (minuto 74) la punta del equipo estaba ocupada por Vucko y Kiko. Mel optó por retirar a Rubén en lugar de a Kiko -igual de desafortunado en la jornada que el catalán- y por rehacer el esquema dejando en el terreno de juego a Begoña -pitado en varias ocasiones en un día para olvidar- y la apuesta le salió bien. Un pase precisamente de Begoña fue rematado al fondo de la red por Kiko, en un gol que iba a acabar valiendo tres puntos y que validaba el excelente trabajo realizado, en el otro extremo del campo, por Gaspercic, que en dos ocasiones birló el gol a los malacitanos en sendas ocasiones de Robi y Geijo.

Mendizorroza respiraba tras un mal partido. Los pitos terminaron convertidos en suspiros de alivio, por una victoria que por momentos se vio muy difícil y que llegó por la vía del oficio, ante un rival de calidad pero que pagó caro un despiste.


Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal