El regreso de un viejo conocido
RSS

23/10/2003 - 15:18
Enviada por fidel





Era la primera jornada de la historia de los play-off de ascenso a Segunda B, el inicio de una serie de treinta choques que acabaron por llevar, cuatro años después, al Glorioso a Segunda División. Los albiazules llegaban al choque tras una batalla campal ante el Santurtzi que dejó al equipo en cuadro para recibir al primer rival que nos tocó en suerte, la SD Compostela, también recién ascendido que venía con piel de cordero a la casa de los lobos. Mediada la segunda mitad, el Glorioso se adelantaba y parecía que el camino se allanaba para los que entonces dirigía Astorga. Sin embargo, en un final terrorífico, el Compostela remontaba e iniciaba la senda de la sorpresa, el inicio de algo que luego aprendimos con Badajoz, Toledo o Getafe, el ascenso del tapado. Aquel domingo de mayo del 91, Fernando Castro Santos compareció en la minúscula sala de prensa del vetusto Mendizorroza para alabar al Alavés, para mostrar su respeto a un equipo al que acababa de robar la cartera.

Esta semana, Fernando Castro Santos ha vuelto a hablar de respeto, pidiéndole para sí mismo. Más de una docena de años después, el camino del Alavés y el técnico gallego se vuelven a cruzar. Castro Santos contribuyó a que los equipos de Primera hiciesen cada año su particular Camino de Santiago, se ha hecho un nombre en Portugal y ahora pasa un mal momento en Córdoba. Sus posibilidades de continuar en el cargo pasan por ganar en Mendizorroza. Ya sabe lo que es eso.


Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal