Glorioso 1 - UD Las Palmas 0: Regreso a la senda del progreso
RSS

09/11/2003 - 01:50
Enviada por fidel





El Deportivo Alavés regresó a la senda de la victoria en un partido bueno en líneas generales, en el que alternaron fases de buen juego con otras menos brillantes. El solitario gol de Kiko hizo justicia en un día en que los albiazules se desenvolvieron bien en la medular, con juego corto y apoyos, no llegaron mucho adelante, martirizados por la defensa adelantada canaria y el banderín fácil del linier de Preferencia, y en el que Trotta y Gaspercic salvaron los muebles evitando goles cantados, el defensa en primera mitad, el arquero cuando ya el equipo llevaba ventaja en el marcador.

Tras el experimento fallido de Salamanca, volvió Mel a alinear un equipo de corte clásico en lo posicional. Coira y Sietes reaparecieron por las bandas, y Trotta y Téllez se hicieron cargo del centro de la defensa. Delante, la rueda de delanteros deparó esta vez la dupla De Lucas-Rubén Navarro como integrantes del once titular.

El retorno de Sietes tras cuatro partidos de sanción nos mostró los mejores momentos del asturiano en su etapa albiazul. Rápido en juego por bandas, contribuyó tanto en defensa como en ataque y participó como portagonista destacado en el juego de pase corto y apoyo con el que el Alavés se intentaba zafar, con cierto éxito aunque sin chispa ofensiva, del juego presionante no exento de cierta dureza de la UD Las Palmas. Un balón trabajado por Sietes sirvió para que Rubén dispusiera, a pase de Pablo, de una buena ocasión al cuarto de hora. La reacción canaria llegó al poco, cuando Trotta -nunca un defecto de forma decidió tan claramente un partido- sacó bajo la línea sendos remates de Momo y Carmelo.

La presencia de De Lucas en la media punta permitió ver algunos arranques de calidad de un hombre al que las circunstancias siguen sin permitir marcar diferencias. Una penetración suya por la derecha fue cortada de manera expeditiva por la zaga amarilla en una acción en la que se reclamó penalti sobre el catalán. Poco después, cerca del descanso, De Lucas hubo de ser sustituido en una acción que terminaría por marcar el devenir del partido.

La segunda mitad deparó los mejores momentos de juego albiazul en la presente campaña, algo similar a lo visto ante el Cádiz, pero más corto e intenso, con Pablo y Astudillo de excelentes secundarios del papel protagonista asumido por Kiko y Navarro, con los efectos especiales ofensivos de la mano de un Diego Trotta que solventa bien su papeleta en área propia y que es una presencia amenazadora para los intereses de la escuadra contraria cuando el balón lo sirve el Alavés de esquina contra el área contraria. Precisamente en una serie de tres saques de esquina, Kiko acertó a conseguir su tercer gol de la temporada en el tercer disparo propiciado en esa jugada. Tres minutos después, Trotta pudo resover el partido, pero Santana sacó bajo palos el cabezazo del canario, y Cicovic se lució en el remate con intención de Astudillo acto seguido.

Los mejores momentos albiazules acabaron de forma absurda cuando mejor parecían ponérsele las cosas a los de Mel. Tras la expulsión de Santana, el Alavés afrontaba veinte minutos en superioridad tanto en el marcador como numérica. Sin embargo, tres minutos más tarde, una extemporánea "caricia" de Rubén Navarro a Killi, tras un rifirrafe entre ambos, y convenientemente aderezada por el canario con dosis teatrales daba con Navarro en la calle. La cosa no pasó a mayores, aunque el otro Rubén delantero del partido, el pichichi canario, pudo haber empatado la contienda la única vez en que consiguió zafarse de la zaga local. Su disparo raso fue rechazado por Gaspercic, que se rehizo en un alarde de reflejos para desviar el posterior remate por alto del canario.

Fue el último brillo de un partido que gastó sus últimos minutos en los intentos albiazules de mantener el resultado ante un rival que agobió poco.


Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal