Alavés 1 - Xerez 1: Paso atrás de los albiazules ante un buen Xerez
RSS

23/11/2003 - 12:17
Enviada por fidel





El Deportivo Alavés desperdició una excelente oportunidad para instalarse en la zona noble de la clasificación al no lograr pasar del empate este domingo ante el Xerez. Los de Mel volvieron a adolecer de falta de acierto y enfrente tuvieron a un equipo que no le perdió nunca la cara al partido pese a ir durante buena parte del mismo por detrás en el marcador. El buen juego jerezano y las dudas albiazules depararon un resultado de empate que bien pudo haberse decantado del lado de los visitantes.

Si durante la semana Mel vino probando un equipo meramente ofensivo, al final puso sordina a esta apuesta de ataque dejando en el banco a Magno y alineando de entrada a Edu Alonso. El bilbaíno tuvo un papel protagonista en el choque: tras dos avisos jerezanos, un excelente pase adelantado de De Lucas dejó a Edu Alonso solo ante Unanua y el interior resolvió, adelantando al Alavés para el minuto doce. Parecía que a los del "Boquerón" les podía caer "la del pulpo", al verse obligados a ir desde tan pronto a por el partido, pero no fue así. Un activo Calle pudo empatar al poco del gol albiazul. El Glorioso sufría atrás, con un Ochoa dubitativo y un centro del campo incapaz de frenar la capacida de creación visitante. Adelante, las cosas no iban mejor: el equipo albiazul caía en la trampa de la defensa adelantada xerecista, y el presunto peligro albiazul iba a morir al banderín del línea de Tribuna. Al descanso, el mejor albiazul era el meta Juan Pablo, lo cual no suele ser buena señal para los intereses alavesistas.

En la reanudación las cosas siguieron la misma tónica. Nada más comenzar la segunda mitad, Juan Pablo desbarató una excelente ocasión de Jurado. El Alavés no conseguía poner orden en el partido, y la pelota corría sin excesivos problemas entre los hombres del centro del campo jerezano. Kiko pudo sentenciar cuando consiguió deshacerse de los defensas y plantarse ante Unanua en el minuto 57. Sin embargo, el meta xerecista consiguió tapar el poco colocado remate del punta albiazul. Cuando Mel decidió quitar a De Lucas -quien dejó una asistencia y varias muestras de clase en los minutos que disputó- para meter a Begoña e intentar así controlar más una pelota esquiva al cariño albiazul, el central Selu colocó la bola, de un potente cabezazo, en las mallas de Juan Pablo.

Le costó al Alavés recuperarse del mazazo, pero aún dispuso de sus opciones -el Xerez empató en el minuto 68- llegando al área de Unanua de una manera impetuosa pero desordenada. En el recital de balones a la olla en que se convirtió la última fase del partido, Iván Alonso pudo haber desequilibrado el choque a la salida de un corner, pero su remate fue sacado con dificultades por Unanua. Era el minuto 86, y fue la última ocasión albiazul, que terminó por ver impotente cómo el resurgir del juego xerecista se vino a producir en el peor momento del campeonato para los alavesistas: en su visita a Mendizorroza.


Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal