Poli Ejido 1 - Glorioso 3: Inapelable victoria en el momento más delicado
RSS

30/11/2003 - 10:23
Enviada por glorioso.net





El Alavés consiguió por fin vencer lejos de Mendizorroza. Cuando mayor era la exigencia, el equipo supo sacar adelante un partido marcado por las ausencias y en el que aprovechó tanto la calidad propia como los errores ajenos.

Mel hizo debutar a Sarriegi para mantener el esquema de tres centrales y colocó a Iván Alonso en punta, por delante de Astudillo, De Lucas y Turiel. Galván y Sietes ocuparon las bandas, con funciones ofensivas. En la puerta, finalmente Juan Pablo continuó con la titularidad.

Empezó mandando el Poli Ejido, con un trabajo intenso de presión que impedía al Alavés tener con comodidad la bola. Los locales buscaban la incorporación por bandas de sus laterales, y en el minuto 10 consiguieron su primera ocasión clara, cuando Lloréns se quedó solo ante Juan Pablo pero no consiguió rematar. Algunas imprecisiones y faltas de entendimiento de la zaga albiazul parecían presagiar un nuevo choque gris para los de Mel. Sin embargo, el Alavés decantó pronto el partido para sí. Un pase profundo de Sietes a Astudillo en la medular sirvió a éste para habilitar, mediante un nuevo pase largo, a Iván Alonso, que se adelantó a su par por velocidad y pudo batir a Manu de tiro raso.

Corría el minuto 21, y los gasteiztarras habían puesto el partido como mejor les venía. El Poli, acuciado en la clasificación, se vino abajo durante unos minutos, en los que el Alavés jugó a placer. Tan solo una nueva incursión por banda de Lloréns, cuyo centro no consiguió controlar Sabino, puso peligro en la meta de Juan Pablo.

El choque termió de decidirse cuando, faltano poco más de cinco minutos para el descanso, el colegiado dejó con diez hombres al Poli al expulsar a Arturo cuando cortó de forma aparatosa una galopada de De Lucas.

En la reanudación, el Alavés controló el choque ante un Poli que intentó buscar la meta de Juan Pablo y que fue víctima de la rapidez del contraataque de los de Mel. Sin embargo, el marcador siguió poniendo dudas al resultado hasta que, en el minuto 69, Turiel aprovechó una asistencia de Begoña desde la línea de fondo para batir a Manu. Trece minutos después, un contraataque albiazul llevado por De Lucas fue culminado por Magno, atento al rechace de Manu tras el intento de vaselina del catalán. A falta de ocho minutos el Alavés colocaba un demoledor 0-3 que hacía justicia a un brillante choque en el que Prats, un par de minutos después, maquillaba el resultado anotando el gol local.

De esta manera, los de Mel consiguen por fin vencer lejos de casa, y se reenganchan en las posiciones de cabeza, justo en el momento más crítico de la temporada, haciendo coexistir buen juego y buen resultado.


Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal