Glorioso 0 -Eibar 2: El "tapado" eclipsó la galaxia albiazul
RSS

25/1/2004 - 15:19
Enviada por fidel





¡Qué cruel es la vida albiazul! Después de una noche de fútbol mágico el jueves, llegó el desastre de la matinal del domingo. El Alavés que vapuleó a uno de los dieciséis mejores equipos de Europa cayó este domingo con estrépito ante un conjunto situado en las antípodas presupuestarias de los todopoderosos albiazules en una categoría que no termina de ser dominada por los de Mel.

El partido ante el Eibar tenía la marca del morbo desde que se confirmó, a finales de la pasada campaña, que Antonio Karmona iba a jugar en el conjunto armero. El destino ha querido que el choque haya tenido durante media hora toques de homenaje a quien fuera capitán albiazul, incluidas pancartas de agradecimiento, saludos entre ex-compañeros y buen ritmo de juego y alguna ocasión, la más clara un centro chut de De Lucas en saque de falta desde la zona izquierda de la medular del ataque albiazul, que cruzó el área de Riesgo para ser rechazado por el poste.

Y los dioses del fútbol parece que quisieron castigar al conjunto albiazul por la mezquindad de sus dirigentes, una vez que el bermiotarra, tocado tras un encontronazo en un lance del juego, hubo de abandonar Mendizorroza con todo el campo puesto en pie, tributando de facto el homenaje que los mandamases de la entidad gasteiztarra no tuvieron a bien autorizar que se celebrase en los prolegómenos del choque, y que hubo de continuarse fuera del estadio, de esa manera casi clandestina en que este club está acostumbrándose a honrar a sus héroes. Los eibarreses se fueron haciendo poco a poco con el balón, a base de impedir, con un férreo trabajo defensivo en todo el campo, que el Alavés pudiese dar dos pases seguidos.

Ya para el descanso, la imagen de solidez dada por el Eibar contrastaba con la pobreza mostrada por el Alavés. La entrada de Magno solo sirvió para marcar más el contraste entre las dos caras mostradas por el Glorioso entre jueves y domingo. Como lo hizo el gol eibarrés de Llorente, culminando un contraataque armero tras una pérdida de balón en la medular albiazul. Esta vez, un tanto tempranero no hizo el efecto de banderillas negras para revivir a un Alavés adormilado. Y, para colmo de males, llegó el episodio tragicómico del penalti. En la única combinación decente del Alavés en la última hora de partido, Aitor desequilibró a Iván Alonso. Corría el minuto cincuenta y tres, y parecía que el Glorioso podría rehacerse. Como viene sucediendo en los últimos meses, el Alavés falló el penalti: Iván Alonso mandó la bola donde Riesgo pudo detenerla, dejando la pelota suelta en boca de gol, con el delantero uruguayo de cara. Sin embargo, en un imperdonable gesto de suficiencia, Iván Alonso se acercó casi al paso a rematar, dando tiempo a la zaga eibarresa a despejar.

El partido acabó ahí. El Eibar se enseñoreó de un Mendizorroza aterido por el frío climatológico y futbolístico. La entrada de Pablo no ayudó a dar luces al opaco juego albiazul, ni el trabajo de Vucko sirvió para aumentar la mordiente local. Para dejar claro que el Eibar se había hecho merecedor de ocupar el puesto de "Mejor Equipo que ha Pasado por Aquí", Corredoira puso, casi al final, el 0-2 en el electrónico, provocando una estampida en las gradas de un Mendizorroza cabreado y con ganas de ir a comer.

El caso es que el Alavés volvió a dejar escapar una oportunidad de meterse entre los tres primeros, dando además una imagen muy pobre, que rompe la progresión observada en el juego de los de Mel. Enfrente, el Eibar se mostró como un equipo sólido, excelente en labores defensivas y con capacidad para buscar oportunidades y convertirlas. ¿Es el Eibar el "tapado" en la lucha por el ascenso? De momento, ya está igualado a puntos con el máximo favorito -nosotros- con media liga hecha.


Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal