Celta 1 - Glorioso 0: A semifinales por la vía del sufrimiento
RSS

28/1/2004 - 14:03
Enviada por fidel





El Deportivo Alavés consiguió, por cuarta vez en su historia, el pase a semifinales de la Copa del Rey. Los de Mel aguantaron la ventaja obtenida en el partido de ida y, pese a que el Celta presionó y se situó a un solo tanto de superar la eliminatoria mediada la segunda mitad, consiguieron mantener el resultado en un final con agobios.

El Alavés, con un planteamiento de contención, sacó adelante la primera mitad con suficiencia. El Celta llegó en varias ocasiones hasta las inmediaciones de Juan Pablo. Edú y Mostovoi pudieron adelantar a los vigueses, pero la falta de puntería en un caso y el cruce providencial del ex-celtiña Coira evitaron que los albiazules se fuesen al descanso en desventaja. La fría estadística indicaba que el Celta había tenido el balón casi el 60% del tiempo, por un 40% el Alavés, aunque lo peor para los nervios gasteiztarras estaba por llegar.

En la reanudación, el Celta incrementó su acoso sobre la meta gasteiztarra. El técnico provisional celtiña, Ramón Carnero, dio entrada a Milosevic y Vagner para intentar lograr pronto la ventaja que diese vida al conjunto local y acallar los pitos que empezaron a escucharse en Balaídos al final de la primera parte. Y el objetivo lo consiguió en el minuto 68, cuando un servicio de falta de Gustavo López atravesaba una barrera mal colocada con un disparo duro pero poco colacado, que Juan Pablo no acierta a controlar y rechaza a la red. Con vieniticinco minutos por delante y agobiado por un Celta crecido, las opciones del Alavés disminuían por momentos. Mel dio entrada a Ochoa para reforzar la faceta defensiva, y a Iván Alonso por Vucko para intentar llevar el balón al campo vigués con cierto peligro. Estas medidas surtieron efecto y el Alavés consiguió aliviarse el agobio durante varios minutos, hasta la recta final del partido, cuando los vigueses volvieron a cercar la meta de Juan Pablo y dispusieron de ocasiones de Milosevic, Silvinho y Jesuli que no acabaron en gol por pelos.

Finalmente, el Alavés consiguió aguantar el tirón y acabó el partido con una derrota mínima, suficiente para pasar a semifinales y dejar en la cuneta al tercer equipo de Primera División y segundo de Champions League con el que le ha tocado en suerte jugar esta temporada en la competición copera. El viernes, sorteo, y el sábado, liga. La vida sigue.


Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal