Glorioso 3 - Rayo 0: hacia una Europa albiazul
RSS

08/3/2001 - 15:37
Enviada por fidel





El Glorioso dio un paso de gigante hacia su primera semifinal europea con su victoria clara de ayer ante el Rayo Vallecano por tres a cero en Mendizorroza. Los albiazules supieron aguantar la presión del Rayo, crearon una buena colección de ocasiones y terminaron a lo grande con un minuto de oro en el que Eggen y Vucko anotaron y pusieron la eliminatoria de cara, a la espera del partido del próximo jueves.

La baja de última hora de Magno dio entrada en el once inicial a Jorge Azkoitia, un hombre que resultó decisivo. Primero, con un balón al larguero, y luego, al filo de la media hora, anotando uno de esos goles raros que suele marcar el Alavés en jugadas con aspecto anodino, pero con final feliz. Todo ello en los momentos más brillantes del Rayo, un equipo serio, presionante, dueño de la pelota durante buena parte del choque, pero sin pegada. Geli pudo, al borde del descanso, incrementar la ventaja alavesista.

Con el marcador en contra, Juande intentó aumentar el potencial ofensivo de su equipo incorporndo a Bolic. Sin embargo, el Alavés fue poco a poco haciéndose con una pelota que fue franjirroja en la primera parte, pero que se volvió casera, caserísima a medida que iban transcurriendo los minutos. Para rematar al Rayo, un choque entre Mingo y Helder terminó con ambos por los suelos con sendas brechas en la cabeza. Y, después, el minuto mágico, con Eggen marcando en jugada de estrategia a la salida de un corner, y con Vucko -sangre fría, vista, remate... ¡no te vayas al Hadjuk, Jurica, que Vitoria te necesita!- convirtiendo la primera bola que le cayó. Y de ahí al final, dominio, ocasiones -una de Begoña, a puerta vacía- una tarjeta a Téllez -que no podrá jugar la vuelta, lo mismo que Geli- por una entrada a destiempo, fiesta en la grada... la primera victoria europea albiazul en Mendizorroza, un premio a los 12.000 fieles que se acercaron a seguir a los albiazules en su duelo más difícil, y que durante una semana pueden seguir soñando con una Europa teñida de azul y blanco.




Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal