Alavés 3 - Levante 2: El Glorioso llama a la puerta del ascenso
RSS

18/4/2004 - 09:19
Enviada por fidel





El Deportivo Alavés se impuso este domingo por tres goles a dos al Levante UD en el duelo cumbre de la jornada en la Segunda División. Ante unas gradas medio vacías pero comprometidas con la suerte de la escuadra albiazul y bajo una lluvia intensa, los de Mel resolvieron en los últimos minutos un partido en el que se adelantaron dos veces para ser igualados en el tanteador tras aprovechar un sólido Levante dos imprecisiones defensivas de la zaga alavesista, todo ello en una primera mitad trepidante.

Finalmente, las dudas en la alineación albiazul se resolvieron con la presencia de Rubén Navarro como compañero de Palermo en punta, y con Edu Alonso por banda derecha y De Lucas por la izquierda. La presencia de Edu Alonso terminó por ser providencial para el desarrollo del choque. El bilbaino, que mantuvo con su gol postrero en Las Palmas al equipo en la lucha por el ascenso, colocó definitivamente en órbita al Alavés con dos goles y un pase de gol en su partido más completo desde que viste la elástica albiazul.

El marcador se movió pronto. Un balón enviado al área de Mora fue enviado por Palermo a Edu Alonso, quien batió al meta granota. Con poco más de diez minutos jugados, el choque se ponía de cara para los gasteiztarras, aunque por poco tiempo: una indecisión a la hora de marcar a Jofre permitió a éste efectuar un tiro desde treinta metros que, tras pegar en el poste izquierdo de la meta de Gaspercic, se coló en la red albiazul. Era el minuto quince, y el partido ya tenía historia. A partir de ahí, ambos equipos entraron en una fase de juego de poder a poder, con el Alavés intentando buscar a Palermo y Navarro, y con los levantinistas aguantando la iniciativa albiazul.

El dominio alavesista se tradujo en el marcador como fruto de la mejor jugada del partido: un balón recuperado por Sarriegi llegó a De Lucas, que habilitó a Edu Alonso por banda derecha con un pase largo que el interior convirtió en un pase medido a Rubén Navarro, que cabeceó a la red. Todo ello en un suspiro. Todo se ponía de nuevo de cara para el Glorioso. Sin embargo, y al filo del descanso, los problemas de la zaga albiazul para sacar un balón sin aparente peligro se convirtió en el empate, al batir Reggi a Gaspercic de tiro raso.

La segunda mitad pasó factura en cierto modo al fuerte ritmo con el que se jugaron los primeros cuarenta y cinco minutos. Según iba pasando el tiempo, el campo se iba poniendo más pesado y el resultado empezaba a valer su peso en oro para los intereses levantinistas. El Alavés seguía buscando primordialemente el juego directo. De Lucas pudo resolver en el minuto 66 pero resbaló justo en el momento del remate.

Mel puso todo el potencial ofensivo disponible en el campo, con la entrada de Kiko por Pablo, y la reubicación de De Lucas en el centro. La presión final albiazul, más por voluntad que por facultades, mermadas por el progresivo empeoramiento de las condiciones del campo, acabó dando fruto: Edu Alonso de nuevo consiguió, como en Las Palmas hace una semana, resolver un balón suelto en el área tras un rechace. Con el 3-2, el técnico albiazul dio entrada a Astudillo y Trotta para ayudar a asegurar un resultado excelente para un Deportivo Alavés que se mete de lleno, a falta de nueve jornadas, en la lucha por el ascenso.


Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal