Guy Tzarfati, el hombre que nos llevó a Piterman. O no...
RSS

06/7/2004 - 14:59
Enviada por fidel





¿Quién es Guy Tzarfati? Si se acaba confirmando lo que parece un desliz en un titular, podría ser el eslabón perdido en la evolución que va del Alavés de Antón al Alavés de Piterman. O podría ser, simplemente, un nombre más dentro de una campaña de desorientación de proporciones tan colosales como lo es la incertidumbre que rodea al futuro de un club, el albiazul, que no se merece el tratamiento de tirar tras usar que, a la vista de los acontecimientos, se le está dando por parte de los todavía propietarios actuales del paquete mayoritario de acciones.

Tzarfati en un cromoLa historia de Tzarfati comienza de buena mañana, cuando en la edición digital de El Correo, según cómo se busquen las noticias, uno se encuentra con que lo que es una noticia sobre el interés del Alavés por el central de la UD Salamanca Juanpa -sí, ese del que hablábamos en Glorioso.net de víspera- está encabezada por una frase reveladora: "Piterman negocia el fichaje del internacional israelí Tzarfatti para el Alavés".

¡Rediós! Cuando El Correo, que está informando sobre todo este tema del cambio de capo como si lo estuviese viviendo desde dentro de la Cosa Cada Vez Menos Nostra dice esto, las piezas del puzzle encajan como la cabeza de Felipe II en un dedal talla XXXL. O estamos ante un gazapo de los que hacen época, o ahora Piterman se encarga de las gestiones de compraventa de derechos federativos para terceros, o ya se descubrió todo el pastel y lo de la campaña esta de venta pública de acciones se va al carajo y tenemos cambio de tercio esta misma semana, que total, esperar para nada es hacer el panoli, que el diecinueve hay que ir al médico, y habrá que tener personal al menos para que los doctores, los únicos que han renovado, tengan tajo por lo menos para media jornada, que con lo que hay hoy por hoy en plantilla se ventilan el curro en un cuarto de hora.

Algo debe de haber, porque al Tzarfati este, con una "t", le tienen parado el fichaje por el Hapoel Tel Aviv desde su vicecolista Maccabi Netanya debido a la llegada de una oferta de "un club de la Primera División española sin identificar", según señala el diario israelí Haaretz. A buen seguro que a nadie nos importaría que tuviese una oferta del Alavés en estas condiciones, sin identificar y, sobre todo, de Primera División, pero las realidad, por desgracia, no encaja con este deseo nuestro.

Sea como fuere, el amigo Tzarfati, con treinta y un tacos -nació el 07 de noviembre de 1972- juega de centrocampista, mide 1,73, ha llevado el número 8 en el Maccabi Netanya y ha sido internacional con el combinado hebreo, con quienes ha jugado los minutos finales de algunos partidos la presente campaña, en la que, por cierto, su equipo ha descendido. ¿Entusiasmado el lector con este perfil? Que no se apure nadie, que puede ser trola, y si no lo es, gente como Oscar Arias llegaron con un perfil bajo y se hicieron los amos, y otros como Mestrovic vinieron con pedigree europeo y la cosa fue manifiestamente mejorable.

Como se estila a decir estos días en el entorno alavesista, en pocos días se sabrá todo. Piterman ya tuvo relación con varios jugadores israelíes en el Racing, por lo cual parece que conoce el paño. De momento, podremos darles conversación a los del baloncesto diciendo que estamos planeando levantarle un fichaje al Happoel Tel Aviv, ni más ni menos que a un tipo que jugó en el Maccabi. Con un par.


Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal