Alavés 1 - Tenerife 0: El equilibrio es divertido
RSS

11/9/2004 - 16:07
Enviada por fidel





El Glorioso se acerca al equilibrio. Al Tenerife le tocó en suerte el Alavés más entonado de lo que va de campeonato. Los de Cos defendieron desde arriba, crearon ocasiones y controlaron el ritmo de un partido que, sin embargo, pudo habérseles ido por el escaso acierto cara a la meta contraria y el exceso de nervios en ocasiones atrás.

Ya antes de empezar el partido hubo un primer guiño hacia la ortodoxia a la que tan ajena parecía sobre el papel que iba a estar este equipo. Pese a lo que se había especulado durante la semana, Cos repitió once inicial, algo que no ha sido habitual en los últimos tiempos albiazules. Las molestias de Bodipo no debían de ser para tanto, y a De Lucas se le extendió la confianza una jornada más. Ambos dieron la razón a quien les puso en el once. Bodipo lo hizo muy pronto y en forma de chispazos de velocidad y clase, el primero de ellos a poco de empezar, con una escapada por la derecha que culminó con un disparo que Kelemen sacó justo para que Nené, que venía en carrera por la izquierda, rematase la laboro poniendo el uno a cero en el marcador.

Apenas habían transcurrido dos minutos de partido y, por primera vez, el Alavés se puso por delante en el marcador en lo que va de liga. Los de Cos se mostraron a partir de ese momento como el conjunto ordenado que se apreció en Huelva, aunque cierta evolución. La presencia ofensiva albiazul volvía a contar con los cuatro hombres de hace quince días, aunque con un compromiso defensivo mayor por parte sobre todo de los interiores-extremos. De Lucas, cuestionado durante la semana, ha brillado por momentos en tareas de contención, apoyando el trabajo de Astudillo, más entonado que en los compromisos anteriores, y Carpintero, que hoy ha mostrado su vis más ofensiva.

Bodipo pudo haber resuelto el partido un cuarto de hora después del gol, cuando cabeceó fuera un balón que le había llegado franco cerca del poste derecho tinerfeñista. Los canarios controlaban la pelota, pero su peligro sólo llegaba en jugadas a balón parado, o en alguna indecisión de las pocas que hubo en la retaguardia albiazul.

La tónica se mantuvo al inicio de la segunda parte. El Alavés controlaba el partido y no perdía ocasión de buscar la meta rival en oleadas, con un incisivo Bodipo, un rápido Navarro y un inconmensurable Nené, que explotó su técnica pulida en el fútbol sala para realizar controles de balón inverosímiles o quebrar las cinturas de los contrarios, a veces en grupo. Una internada suya por la izquierda culminó con un disparo fuera cuando tenía tres hombre en boca de gol. Poco después, otro remate suyo desde el centro del área fue sacado por Kelemen en un alarde de reflejos.

El Tenerife se quedó con diez hombres a falta de media hora cuando Raúl Martín dio un cabezazo a Carreras tras recibir el tinerfeñista una entrada sin aparente peligro. A partir de ahí, el juego pasó a ser de los albiazules. Sin embargo, al no conseguir el segundo gol, una sensación de peligro difusa sobrevolaba un Mendizorroza que disfrutaba como hacía años con el juego de su equipo. Un precioso centro de Nené fue rematado a las redes por Bodipo. La celebración de equipo fue cortada de raíz por el colegiado, que señaló fuera de juego cuando todo el campo festejaba el gol de la tranquilidad. Poco después, Nené era derribado en el área canaria en una jugada que fue reclamada con insistencia como penalti, algo que el colegiado no tuvo a bien señalar. Fue en los momentos finales cuando el Alavés, buscando el segundo gol, se permitió algunos desajustes defensivos que hicieron mantener la tensión por el resultado, pese al dominio albiazul, aunque finalmente los puntos se acabaron quedanno en casa, un premio merecido a la par que un botín necesario.

En la tarea que tiene este cuerpo técnico de construir un equipo conjuntando elementos de mucha calidad, este sábado pudimos ver cómo se va adelantando el trabajo, y cómo también se suman puntos. Bien por Cos: en Santander necesitó cinco jornadas para ganar un partido; aquí en tres lo han logrado, y se sigue viendo que el equipo, yendo a más, puede aún mejorar, y mucho. Y, encima, nos lo pasamos bien en el fútbol. ¿Quién da mas?




Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal