Celta 2 - Alavés 2: Antídoto contra el aburrimiento
RSS

02/10/2004 - 16:09
Enviada por fidel





El Deportivo Alavés ofreció toda una gama de sensaciones a sus seguidores a lo largo de los noventaytantos intensos minutos en que gasteiztarras y vigueses lucharon por conseguir un triunfo que coqueteó con ambos pero que terminó siendo esquivo con dos de los candidatos declarados al ascenso de categoría. Los de Cos tiraron el partido en un cuarto de hora de desconcierto defensivo, volvieron a meterse en el choque exprimiendo su calidad ofensiva, dominaron durante buena parte de la segunda mitad a un Celta desquiciado y pasaron apuros en los minutos finales pese a tener superioridad numérica.

Las incógnitas en el once inicial fueron despejadas por Cos con Bonano por Jaun Pablo en el arco, Sarriegi por Coromina en el eje de la defena y Juvenal por Carpintero. Sarriegi fue el desafortunado protagonista del inicio del partido. Encargado de Vryzas, el griego anotó dos tantos en el primer cuarto de hora, en sendos remates en los que se adelantó a su rival. El Alavés caía a balón parado, justo como en días pasados. Sin embargo, el Alavés este año tiene carácter, y calidad para respaldarlo. Así, con 2-0 en contra en un suspiro, el equipo buscó entrar en el choque, y pudo hacerlo cuando, poco después del segundo tanto vigués, Rubén Navarro aprovechaba un pase de Nené para barir a Pinto con un disparo alto desde el borde del área chica. Apenas habían transcurrido veinte minutos y el marcador lucía ya tres tantos mientras en el césped el Deportivo Alavés iba tomando las riendas del choque. Cuando el final de la primera parte se iba acercando, uno de los muchos balones adelantados con los que el Alavés intentaba burlar la defensa adelantada celtiña cayó en los pies de Bodipo, quien se internó en el área y fue desequilibrado por un defensor vigués. Paradas Romero cobró penal, y De Lucas batió de tiro raso a un Pinto que llegó a intuir la trayectoria del chut del catalán. El Alavés fallón pero que decidió no perderle la cara al partido tenía su recompensa y se iba a vestuario con el marcador empatado.

Lo mejor, sin embargo, estaba por venir. Los de Cos brindaron a los escasos asistentes al choque media hora de ensueño durante la segunda mitad. Con la defensa definitivamente asentada, un Edu Alonso alegre por banda y un De Lucas magistral lanzaron al Alavés en busca de un tercer tanto que se resistía, a veces de manera realmente terca: en una misma jugada, De Lucas mandó el balón desde cuarenta metros al larguero vigués, y Navarro enviaba el rechace al poste. Las situaciones de igualdad numérica entre atacantes albiazules y defensores vigueses se iban sucediendo, aunque la falta de acierto en el remante alavesista iba demorando la remontada.

Cuando a falta de viente minutos el controvertido Paradas enseñó la segunda amarilla al zaguero Angel por aplaudir al línea la señalización de un fuera de juego albiazul muy dudoso, la impresión de que el partido era para el Alavés alcanzó su máxima expresión. Sin embargo, los de Cos no terminaron de rematar. Dejando la iniciativa a un Celta en inferioridad numérica se siguieron creando ocasiones en el área viguesa, pero Bodipo falló solo ante Pinto la ocasión más clara de la segunda mitad, casi al final del choque. Minutos antes, el Celta pudo hacerse con el choque cuando Paradas pitó penalti cuando Carreras le pasó el brazo por encima a Capucho cuando el balón buscaba al portugués. Bonano intuyó la trayectoria del chut de Sánchez y salvó un punto, una fortuna al cuarto de hora de partido, una bagatela durante la fase de la segunda mitad en la que el Alavés mandaba en Balaídos, una renta interesante en cualquier caso que permite al equipo seguir invicto fuera de casa tras un partido en el que se ha seguido consolidando la leyenda de un Alavés que juega ofensivo de verdad, cuyos partidos son una delicia para el aficionado al fútbol sin más interés que el espectáculo y que, rompiendo la norma habitual de este club en los últimos años, cosecha menos puntos de los que su juego le harían merecer. ¿Quién dijo que en Segunda División no se podía jugar al fútbol?




Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal