Buena jornada, mala imagen
RSS

18/1/2005 - 14:32
Enviada por Satur Vivas





Excelente jornada para el Deportivo Alavés. Si algo se puede pedir cada domingo de fútbol, es que tu equipo gane y que sus rivales directos en busca del ascenso a Primera División pierdan. Y esto es precisamente lo que sucedió el pasado domingo. El cuadro vitoriano cumplió su cometido. El resto, los Cádiz, Celta, Valladolid y Elche, perdieron.

Aunque aún faltan muchos partidos, toda la segunda vuelta, creo que entre estos cinco estarán los 3 que la temporada que viene se codeen con los grandes. Siempre con la posibilidad de un equipo sorpresa, tipo Getafe o Numancia de la tempora pasada,que sin ser candidatos ni tener grandes plantillas, se encaramen a los primeros puestos y sea luego difícil bajarles del pedestal.

Como decía antes, excelente jornada para el 'glorios'. Pero ¿y el juego realizado por el equipo ante el Elche? Malo no, vergonzoso. Aburrido hasta la saciedad. El público de Mendizorrotza sufrió de lo lindo el miedo del cuadro vitoriano, ante una escuadra seria y con buenos futbolistas, pero que terminó el choque con 9 hombres. Eso sí, presionando la portería de Bonano y dejando con el 'culo al aire' las vergüenzas del sistema defensivo albiazul. Si hasta pudieron empatar el choque en un despeje desafortunado de Edu Alonso.

No me convence el discurso de Cos tras el partido. "Lo importante era ganar". Faltaría más. Claro que lo importante es ganar. Pero siempre. A mí no me vale, que durante ciertos momentos de la temporada, es mejor el resultado que el juego. Siempre, insisto SIEMPRE, es importante ganar. Ya sea al principio, en la mitad o al final de temporada. Eso de "ahora es más importante la victoria que el juego" es una milonga. Siempre es importante el resultado, pero también lo es dejar con buen sabor a la afición. Y en este encuentro, el sabor del aficionado fue malo, muy malo. Si el balón de Edu Alonso entra, la pitada en Mendizorrotza habría sido monumental.

El cuadro vitoriano no supo nunca manejar el partido. Un choque se puso de cara. Si ante el Nastic el Deportivo Alavés que jugó con 10 se dejó empatar el choque, las circunstancias del encuentro con el Elche, indicaban que los albiazules deberían de haber machacado a los ilicitanos. No fue así y el tándem Cos-Piterman tendrán que reflexionar sobre lo sucedido. Un equipo con 9 hombres nunca te puede meter en tu área, y menos jugando en casa.

Por cierto, ¿no se atreverán los entrenadores a sacar de la alineación a Josu Sarriegi? Fue el mejor, de largo, del encuentro. Pedazo de central, poco valorado. Jugador de Primera División. Me alegro por él. Me recuerda a Iván Campo.




Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal