Glorioso 0 - Celta 3: Mejoría insuficiente
RSS

07/3/2005 - 01:53
Enviada por fidel





La mejoría en el juego mostrada por el Deportivo Alavés no sirvió para que los de Cos consiguiesen romper la racha de derrotas que ha convertido en un auténtico viacrucis lo que hasta el fin de la primera vuelta había sido un camino de rosas. En medio de una climatología cambiante y poco propicia para el juego, los albiazules pagaron caros una vez más sus errores defensivos y su falta de acierto cara a la meta contraria, y volvieron a encontrarse con imponderables en forma de decisiones arbitrales en momentos clave que cortaron su capacidad de reacción. Enfrente, un Celta con oficio salió reforzado de Mendizorroza, apoyado en la excelente primera parte del meta Pinto, que realizó intervenciones de mérito mientras estuvo en el campo, y en el acierto de un Jandro letal, capaz de aprovechar el descontrol albiazul en algunos momentos puntuales de choque.

El primero de ellos llegó cuando el partido llevaba apenas diez minutos. Un balón perdido por la medular albiazul llevó a una falta aparentemente inocua que los celtiñas ejecutaron una decena de metros por delante de donde había sucedido, ante la pasividad arbitral y el despiste de los defensores albiazules, que vieron cómo Jandro se internaba hasta batir a un despistado Bonano con un tiro desde el borde del área que se coló por la izquierda del guardameta argentino del Deportivo Alavés.

Los albiazules, juramentados para romper la mala racha de resultados ante el líder de la categoría, se sobrepusieron al duro golpe que representaba empezar perdiendo fruto de un despiste, e intentaron desarrollar su juego de ataque. La banda derecha adquirió protagonismo, con Santamaría reivindicándose en el día en el que la nieve y el frío apagagan el brillo de Nené por la otra banda. Bodipo, con un quiebro en el borde del área, se quedaba solo ante Pinto poco después. Su remate fue detenido por el meta portugués, que también despejó in extremis a corner un cabezazo del hispano guineano.

El dominio albiazul continuó en la segunda mitad, ayudado por la mejora momentánea del tiempo, que permitió que durante unos minutos se llegase a poder desplegar cierto buen juego. La entrada de Nacho en banda derecha aportó brío en el lateral. Sin embargo, el protagonismo pasó al árbitro durante unos minutos fatídicos para los intereses albiazules. Tras desautorizar a su linier en una jugada al borde de la banda en la que el auxiliar levantó la bandera para marcar falta favorable a los gasteiztarras, comenzó un carrussel de decisiones controvertidas, siendo dos de ellas -un gol anulado a Bodipo por un fuera de juego muy dudoso, y un posible penalti a Rubén Navarro que no fue apreciado por el colegiado- las que provocaron el mayor descontento en la grada y el desconcierto en el césped. El Alavés no solo no remontaba, sino que en sendos contraataques, el Celta acabó rematando el partido con dos goles de nuevo de Jandro.

El Alavés continuó buscando la meta, ahora defendia por Orlando Quintana, pero sin acierto, y el partido concluyó con Mendizorroza cubierto de nieve y el futuro albiazul en la presente temporada cubierto por una densa niebla que no permite ver con claridad apenas nada. La mejoría sensible del juego albiazul y la aparente mejora física ante un Celta que se desgastó menos que los de Cos quedan como buenas sensaciones para compensar, bien que levemente, el mazazo de ver cómo el equipo sigue sumido en una crisis de resultados que empieza a tomar dimensiones faraónicas.




Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal