Alavés 2 - Ferrol 1: Vivitos y coleando
RSS

20/3/2005 - 02:43
Enviada por fidel





El Deportivo Alavés sigue olvidando su crisis a base de ganar partidos. Los de Cos, esta vez solo en el banco por cuestiones protocolarias -Piterman, como cualquier otro vulgar presidente al uso, se fue al palco a agasajar a los políticos- regresaron dos meses atrás en el tiempo para imponerse como cuando llegaron a ser líderes: creando muchas ocasiones de la mano de una pareja Bodipo-Navarro letal, aprovechando solo algunas de ellas, sufriendo al final ante un rival en inferioridad numérica, sobreviviendo a algunas decisiones técnicas extrañas y dejando sin uñas a los seguidores.

Cos optó por dar entrada a Papa Sarr y a Santamaría, dejando en el banco a un recién recuperado Astudillo y a un renqueante De Lucas. El dominio territorial fue para los albiazules, que no conseguían transformar las ocasiones creadas. Un genial pase vertical del Nené cerca del final de la primera mitad fue el origen del gol albiazul, cuando Navarro remató a placer el pase de Carreras.

En la reanudación, el partido siguió con la misma tónica de dominio infructuoso albiazul. La expulsión de Cobas al cuarto de hora de la segunda mitad dejó al Ferrol en inferioridad numérica, lo cual no fue aprovechado por el Alavés para solucionar el partido. Los ferrolanos fueron de menos a más, y ante la falta de resolución de los albiazules, acabaron mandando en el choque e intentando superar a Bonano mediante balones "a la olla" que solo crearon peligro real cuando un rechace cayó en los pies de Mario Bermejo, que demostró encontrarse en estado de gracia al transformar el disparo desde fuera del área en el 2-1. Poco antes, Epitié recién entrado logró en dos ataques lo que Bodipo no consiguió en todo el tiempo que estuvo en el campo: anotó un precioso tanto que pareceía iba a sentenciar, con 2-0, el partido. Tras el gol visitante, el mismo Epitié mandó por encima del larguero una pelota que hubiese sido más sencillo poner dentro del marco de Bello Amigo.

Sufriendo por la presión territorial ferrolana, el Alavés consiguió acabar, pidiendo la hora, con victoria el choque, una victoria que le acerca más a los puestos de ascenso. El muerto parece que empieza a gozar de nuevo de buena salud. O, al menos, sigue coleando y vuelve a estar metido de lleno en la pelea por el ascenso.




Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal