Glorioso-Málaga: Radiografía del Rival
RSS

20/4/2001 - 13:15
Enviada por Mikel Sagarduy





No nos puede cegar la final. Quedan ocho partidos para el término del campeonato y unos quince puntos por conseguir para sumar esos 61 que darían acceso al Glorioso a la disputa de la UEFA por segundo año consecutivo. Ojo porque con dos o tres más estaríamos hablando de la Champions.

El próximo domingo otra final. El Málaga es un mal rival, que casi siempre nos gana con holgura en la Rosaleda y nos lo pone tremendamente difícil en Mendizorrotza. Además sus aspiraciones europeas pasan por puntuar aquí.

El equipo de Peiró está diseñado para jugar al fútbol. De la mitad del campo hacia delante cuenta con unos peloteros de tronío. Rufete por la derecha y Agostinho por la izquierda son dos de los carrileros más incisivos del fútbol español (por cierto, este último acaba contrato al final de la temporada).

Ambos profundizan con tremenda facilidad gracias a su velocidad y a una habilidad al alcance de muy pocos. Gran parte de los goles conseguidos por los delanteros se deben a sus asistencias.

La manija del equipo recala en dos hombres fundamentales: Movilla y De los Santos. El primero es un "destajista". Ese futbolista de perfil bajo que recorre innumerables kilómetros en un partido, que llegó con el Málaga desde la Segunda B y que, asentado en primera, se echa el equipo a la espalda. Estuvo a punto de dejar el fútbol, cuando el Numancia de la famosa copa del rey le dio la baja para recalar en el Móstoles y ahora medio fútbol italiano anda tras sus pasos. El uruguayo De los Santos es el "superclase" del equipo que pronto recalará en un grande. Recuerda al Fernando Redondo del Tenerife. Abarca mucho campo, es muy difícil robarle el balón y posee una visión de juego y un último pase como pocos. Además es muy agresivo y no se corta si tiene que entrar duro. Como diría Maradona: ”es el rey de las patás voladoras”, sólo un pero: no podrá jugar en Mendizorrotza, ya que al igual que su compatriota Darío Silva, está convocado para jugar con la selección uruguaya. Ambos serán dos bajas importantísimas por tratarse de los dos futbolistas más relevantes de su equipo. La plaza de De los Santos será cubierta, con toda probabilidad, por Sandro. Este futbolista es otro de los tantos que el Málaga ha recuperado para el fútbol de elite. Es muy creativo pero cuenta con grandes dificultades para el cuerpo a cuerpo con los rivales. Arriba el puesto de Darío lo ocupará Edgar acompañado del panameño Dely Valdés. Ambos son muy potentes y capaces de rematar todo lo que les llegue a sus inmediaciones. Sin Darío pierden mucho en velocidad pero ganan en disparo lejano y en las acciones aéreas.

Será un partido para tener tranquilidad y donde deberán funcionar las
rotaciones tras el desgaste de Kaiserslautern, ya que el Málaga se juega sus opciones y ya han demostrado lo que es ganar en campos tan difíciles como el del Villarreal o Mallorca.



Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal