Una canción para la leyenda
RSS

25/4/2001 - 15:25
Enviada por fidel





El fondo local del Fritz-Walter-Stadion nos deleitó con dos interpretaciones, una buena y otra excelsa, de una pieza musical que nos terminará sonando a todos en Dortmund, dado que constituye el santo y seña de la afición del Liverpool, a la vez que constituye un ejemplo de la influencia que han tenido y tienen los Reds en el concierto futbolístico europeo.

"You'll never walk alone" -"Nunca caminarás solo"- pasó de los escenarios de Broadway a los campos de media Europa gracias al azar. La pieza, en absoluto pensada para sonar en los estadios, es uno de los puntos fuertes del musical "Carousel", de Rogers&Hammerstein, compositores de éxito de comedias musicales, un género muy apreciado por los ingleses y sus primos los americanos. Otras obras conocidas de estos autores son, por ejemplo, "El Rey y Yo" y "Oklahoma", que, además de en los escenarios, han podido verse en sus versiones cinematográficas.

La canción viene a recoger los ánimos que tansmite a su hija cuando esta está triste, haciéndole ver que tras la tempestad llega la calma.

"Carousel" se estrenó en 1.945, cuando aún seguía la Segunda Guerra Mundial y, por el contenido de su letra, tuvo mucho éxito entre las personas que tenían familiares en el frente.

¿Por qué esta pieza se ha convertido en un clásico futbolero? La razón es, sin duda, su popularidad entre los seguidores del Liverpool. Lo que no está claro es por qué los Reds, gente recia como orgullosos miembros de la clase obrera, adoptaron una canción tan sentimental como su himno. La explicación más extendida, con visos de verosimilitud, es bastante pintoresca: durante varios partidos seguidos en una temporada allá por los años cincuenta, por la megafonía de Anfield Road sonaba esta canción antes de los partidos. Un día, por circunstancias que se desconocen, no sonó el disco, y el Kop, la grada más popular de Anfield Road comenzó a cantarla. El Kop se gustó y incluyó el "You'll Never Walk Alone" en su repertorio, creando la leyenda de una canción que hoy se puede escuchar lo mismo en las Islas que en Alemania o en Escandinavia como un himno ligado al fútbol.

El Kop, la popular tribuna de pie de Anfield Road, fue derruida hace una decena de años, para su reconversión en una tribuna con asientos. En el último partido del Kop, Gerry Marsden, intérprete junto al grupo Pacemakers de la versión más extendida de la canción, actuó en Anfield cantando el "You'll Never Walk Alone" ante los miles de emocionados aficionados reunidos para despedir una tribuna. ¡Qué envidia!



"When you walk through the storm
Hold your head up high
And don't be afraid of the dark
At the end of the storm
There's a golden sky
And the sweet silver song of the lark.

Walk on, through the wind
Walk on, through the rain
Though your dreams be tossed and blown
Walk on, walk on, with hope in your heart
And you'll never walk alone
You'll never walk alone

Walk on, walk on, with hope in your heart
And you'll never walk alone
You'll never walk alone."


"Cuando camines a través de la tormenta
Mantén alta tu cabeza
Y no tengas miedo de la oscuridad.
Al final de la tormenta
Hay un cielo dorado
Y la dulce y argentina canción del pájaro cantor.

Camina a través del viento,
Camina a través de la lluvia,
Aunque tus sueños se vean agitados y golpeados.
Camina, camina con esperanza en tu corazón
Y nunca caminarás solo,
Nunca caminarás solo.

Camina, camina con esperanza en tu corazón
Y nunca caminarás solo,
Nunca caminarás solo."




Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal