A la caza del espectador
RSS

11/5/2007 - 21:55
Enviada por glorioso.net





El California Victory disputa la madrugada del domingo su segundo partido liguero, el primero en su casa del Estadio Kezar, de San Francisco, ante los Rinocerontes Rabiosos de Rochester, ciudad situada al noroeste del estado de Nueva York. El partido está programado para las cuatro de la madrugada del domingo, hora de Mendizorroza.

El filial albiazul empieza su existencia y está enfrascado en una campaña de captación de espectadores en una plaza, San Francisco, en la que existen varias franquicias de deporte profesional con las que competir. Para ello, el Victory ha optado por ofrecerse como un deporte para la familia, ofreciendo entrada gratis a los niños menores de siete años y descuentos a los jugadores de fútbol infantil de la zona, incluida una campaña de reparto de abonos entre las escuelas del área de la Bahía de San Francisco.

Los precios de las localidades para acudir a los partidos es de 12 dólares (unos 8,90 euros, o 300 duros) para adultos y 9 dólares (6,66 euros, mil cien pesetas) para los jóvenes. Por diez veces ese precio (89 euros para adultos y 66,6 euros para jóvenes) se puede obtener el abono para acudir a ver los catorce partidos que la franquicia albiazul jugará en casa. No se contempla allí la figura del Día del Club.

El Victory comercializa entradas válidas para varios partidos. Un pase para tres partidos cuesta 30 dólares para adultos y 22 dólares para jóvenes (22,20 euros y 16,30 euros, respectivamente), mientras que el pase para cinco partidos cuesta 48 dólares y 36 dólares (35,50 euros y 26,20 euros) según sea para adultos o jóvenes.

Y una última diferencia con lo que se vive a este lado del océano albiazul, el Victory ofrece preciso especiales para grupos, que pueden llegar, caso de adquirir cien localidades, a costar cantidades tan reducidas como 7 dólares (5,20 euros) por entrada por adulto o 5 dólares (3,70 euros) para jóvenes.

Por supuesto, las entradas se pueden adquirir por internet, algo en lo que el filial recién nacido gana por la mano al papá europeo. Si el Victory no consigue llevar gente al Kezar no será porque no se hayan estrujado el seso para ofrecer alternativas.



Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal