Un punto de cinco estrellas
RSS

15/9/2001 - 16:08
Enviada por fidel





Ya van quedando menos. Me refiero a campos de Primera en los que el Glorioso no haya rascado al menos un puntito. Ayer le tocó a uno de los más duros, Son Moix, donde reina un equipo que viene a ser una versión "de Luxe" del Glorioso: bastantes más hombres que nombres, veteranos en segunda juventud, calidad y grandes resultados. un equipo "cinco estrellas", según Mané.

El estreno del casillero de puntos alavesistas en Mallorca llegó en un partido que, inexplicablemente, acabó sin goles. Solo la gran actuación de Kike y la falta de precisión albiazul en el remate evitaron la llegada del gol en un choque por lo demás vibrante hasta la expulsión de Pablo y de resistencia tras ese hecho. Un buen partido´.

Poco a poco van encajando las piezas en este Glorioso. Ayer, por ejemplo, Astudillo brilló de nuevo en su posición natural hasta su llegada a Gasteiz. Le ha costado dos años hacerse con un puesto de pivote, y no parece que quiera desaprovechar la ocasión. Con la llegada de Llorens, parece que a Mané se le han quitado ya las tentaciones de colocar a Begoña de lateral. Ganamos un interior y unos años de vida para el sistema nervioso. Hasta hemos encontrado en Kike un portero con un amplio rango de actuación. Definitivamente, cada vez está mejor el equipo.

Ayer era día de currelo serio para los centrales. Eto'o y Luque son palabras mayores. Y se solventó bien la papeleta. Salvo un inicial despiste de Coloccini, al que Soler le robó la cartera, la parece de centrales lo bordó. Este Coloccini demuestra cada día que las palabras de Juan Carlos Rodríguez el día de su llegada -"el Milan se equivoca cediéndonoslo, porque es un jugador ya hecho"- eran verdades como puños. A Luque lo multiplicó por cero. Son buenas artes y con la dureza justa, sin exhabruptos pero con una gran eficacia. ¡Grande enrulado!

Lástima de expulsión a Pablo. Daba la impresión, iniciada la segunda parte, de que el Glorioso mandaba ya en el partido, tras una primera mitad equilibrada. Ayer Pablo no hizo bien. No se puede uno ir cagando en la puta madre del linier, y menos cuando el árbitro está a cinco metros, tiene oído fino y ve por el cogote, como le sucedía ayer al Rodríguez Domínguez. Un trencilla que no quiso saber nada de los piropos que Carlos lanzó al mismo línea en repetidas ocasiones. Parece buen chico este Carlos, debió pensar el pitolari. Sin comentarios.

El equipo se resintió tras la expulsión. No se vino abajo, pero pasó de brillo a mate, del despliegue de juego al repliegue ordenado. Nos tocó ver un formato de Glorioso más práctico, y también ahí el equipo lo hizo bien. El fruto fue un punto que deja al equipo lider a falta de media jornada. Excelente inicio liguero, por los puntos y, sobre todo, por la sensación que se consolida de que este equipo es muy bueno. Con una liga tan loca como parece que puede ser esta, podemos soñar con cualquier cosa.


Regreso a la Lista de Noticias | Regreso a la página principal