Informaciones sobre el Deportivo Alavés

El fútbol a veces también es justo

22/8/2016 - 20:01 - Enviada por Daniel Quintero

El Deportivo Alavés ha conseguido sacar un punto del Calderón después de haber plantado cara de principio a fin a todo un Atlético de Madrid con la baja de su estrella, Griezmann. Un punto que vale oro y que han logrado contra todo pronóstico, ya que las apuestas en 888sport.es estaban claramente a favor del conjunto local.

Empezaba el partido con los vascos intentando intimidar y sin arrugarse, y por momentos conseguían su propósito. Duró el empuje de los recién ascendidos unos 30 minutos, cuando los rojiblancos empezaron a volcarse sobre la portería de Fernando Pacheco, que con su ayuda y con el apoyo de todo el equipo, consiguieron dejar el marcador en empate durante casi todo el partido.

Se puede decir poco en ataque del conjunto blanquiazul, y es que Toquero, Edgar, Ibai Gómez o Krsticic apenas la olieron durante todo el encuentro. Quizás alguna contra aislada, pero poco más. Todo se basaba en un completo asedio de los locales a la meta visitante.

Gran partido defensivo del Deportivo Alavés

Sí se puede hablar bien de la defensa vasca, ya que en ningún momento se ablandaron, al contrario, a cada intento local más se imponía la zaga, que fue comandada por Laguardia (que sustituyó al lesionado Feddal), sin duda el mejor del ahora equipo de primera división.

Seguía el partido en la segunda parte de la misma forma, el Atleti empeñado en marcar, y el Alavés defendiéndose con uñas y dientes. Todo se mantenía igual, nada cambiaba y Kevin Gameiro fallaba incontables ocasiones que hacían de su debut en liga con su nuevo equipo, un comienzo gris. Solo pudo maquillar algo su mal comienzo cuando, en los últimos minutos del encuentro, Fernando Torres se marcó una buena jugada que acabó en agarrón dentro del área. Penalti y gol del francés que celebraba con rabia.

Gol que no valdría para conseguir los tres puntos, ya que uno de los conocidos de los vitorianos, Manu García, metería el gol del empate tan solo segundos después para el asombro de todos en el Calderón. Un golazo desde fuera del área que sirvió para que los vascos empezaran la ilusionante temporada en primera división de la mejor manera posible, empatando ante un grande y en su propio estadio. Empate que, por cierto, como el título reza, fue totalmente justo.

Obviamente pocas conclusiones se pueden sacar de éste partido en cuanto a lo que puede proponer este equipo en ataque, pero desde luego ha servido para saber que todos los jugadores están a una y que han vuelto a primera división para quedarse. El Glorioso merece estar en Primera.