Informaciones sobre el Deportivo Alavés

Málaga 1 - Glorioso 0: El Alavés paga su falta de mordiente

04/9/2006 - 01:42 - Enviada por glorioso.net
El Deportivo Alavés cosechó la primera derrota de la temporada en Málaga. Los de Bañuelos fueron capaces de mantener el partido bajo control durante dos tercios del choque, cuando el marcador se mantuvo a cero. Con el marcador en contra, quedó en evidencia la pobreza del juego ofensivo albiazul, incapaz de llevar peligro de manera organizada a la meta de Arnau.

Las lesiones en defensa obligaron a improvisar una solución colocando a Carpintero como central. El jugador leonés fue protagonista involuntario del choque, ya que en un intento de despeje a cabezazo de Salva envió el balón a las redes de Bonano. Otra baja, al menos de principio, sobre los teóricos titulares fue la de De Lucas, con molestias desde la víspera, y que no superó las pruebas a las que fue sometido antes del choque. Jandro y Toni Moral fueron los hombres de banda albiazules por delante de la defensa.

Hasta el gol, el partido ha seguido un guión bastante plano, con el Málaga controlando el choque, pero sin crear excesivo peligro, y con un Alavés ordenado atrás, pero sin mordiente, con Aloisi como única referencia ofensiva, mayormente desasistido. La mayor ocasión albiazul llegó de los pies del Pacha Brandán, que a diez minutos para el descanso, intentó superar desde lejos a Arnau, con una volea que acabó repeliendo en poste de la meta malacitana.

Tras el gol local, el Alavés movió piezas. Con la entrada de De Lucas por Wésley, Jandro pasó al centro, convirtiéndose en el manejador del juego albiazul. Sin embargo, el Málaga se ajustó pronto a la nueva situación, y la carencia de empuje alavesista no concluyó ni con la incorporación de un Gentil algo más entonado que en su debut pero lejos aún de lo que se espera de él, no con la de un Arthuro que no pudo aprovechar su envergadura ante la que es, probablemente, la zaga más alta -con Silva y César Navas- de la LFP, y el partido concluyó con un resultado que reflejó la fortuna de unos y la falta de mordiente de otros.